martes, agosto 07, 2007

Happy Hour en el Hogar



-"Le gusta el trago como a su papá"

-"Mejor no le des, está muy chiquita"

-"Pero es para que vaya aprendiendo"



- "El papá de Juancito dejó el cigarro cuando Juancito nació y a mi jamás me interesó ni fumar ni tomar, por eso que mis hijos a la edad que tienen jamás se han divertido de esa manera."



- "La primera vez que te vi huasca fue en navidad, te secaste una botella de champagne."

- "Tío en esa navidad yo no pasaba de los 10 años."




Todos los niños tiene curiosidad en repetir lo que sus padres hacen, esta imitación sucede durante los primeros años, sobretodo porque el referente más cercano de como funciona el mundo son el padre y la madre. Recuerdo que me afeité las piernas cuando tenía cuatro años y lo hice para imitar la rutina diaria de mi mamá, cuando ella se enteró de mi travesura me pidió que no lo volviera a hacer porque me podía cortar, no celebró ni me castigó por eso.

A través de los años he podido notar a varios padres que celebran cuando sus hijo(a)s menores de edad quieren probar licor en las reuniones familiares, algunos hasta les ofrecen varias copitas a vista y paciencia de los demás. ¿Esos padres son los mismos que van a sentenciar a su hijos cuando lleguen ebrios a casa en la adolescencia? o ¿Qué sentenciarán a sus yernos cuando los encuentren tomando el fin de semana?. También hay unos cuantos padres que dejaron de fumar y de beber cuando nacieron sus hijos creyendo que sería la mejor solución.

¿Una persona que toma es un mal ejemplo? ¿Un padre que toma en una reunión se debe quemar en el infierno? Sé que la bebida es un vicio, pero es uno aceptado por la sociedad desde hace mucho porque nadie se esconde al tomar una chela como si se tratara de fumarse un porro.

Yo creo que hay límites para el licor ya sea con hijos o sin hijos, pero imagino que cuando uno ya es responsable de la crianza de un niño tiene que ser más responsable, lo que no significa que tenga que ponerse sotana y darse latigazos para borrar las chelas del ayer.

Responsable en el sentido de conversar con su hijo sobre el licor y las consecuencias del exceso, y aconsejarlo principalmente sobre la edad y las ocasiones propicias para tomar. Contarle sobre las reglas del juego porque al final es una decisión que debe tomar solo.

13 comentarios:

El perro andaluz dijo...

Salud por eso, hic.
Besito.

RacuRock dijo...

de acuerdo ... yo no tomo no fumo y no drogo... no me gustaria tampoco que mi hija haga eso.. suerte

Imberbe_Muchacho dijo...

bueno es verdad, el tema del licor y tabaco debe ser tratado como lo que es, tal vez poniendole las reglas del juego claras a los hijos todo estara bien. A mi nunca me prohibieron nada de eso y no me volvi un alcoholico ni un fumador, pienso que hablandole a los hijos y siendo 100% honesto en palabras y acciones todo se desarrollará de la mejor forma posible siempre

Milhoras dijo...

Sobre educar hijos como diria alguno por ahi, yo no se nada pero creo que como en todo, eso es cuestion de evitar la doble moral, si dices que algo esta mal, empieza por no hacerlo tu, si crees que algo es bueno, ojo al guía!

Saludos

Dragón del 96 dijo...

Recuerdo que de niño nunca me gusto el cigarro, lo detestaba y no te digo nada del trago. Eran malos vicios que vi en mis padres.

Un día como mozuelo dragón que era, me rompieron mi cora"sonsito" y fume mi primer cigarro. No he tenido una superbomba ni siquiera cuando he estado en Cajamarca.

Ah... bellos recuerdos.

Slaudos.

Petisita dijo...

Hola Mafa, mira yo pongo al alcohol en el mismo lugar del porro. ambas son elecciones que queman neuronas. el tema es que una eleccion es legal y la otra ilegal. Ahora, hay que hablarle a los hijos de las consecuncias de las elecciones. El vino por ejemplo es una costumbre aceptada, los niños es sociedads vinicolas, crecen tomando vino, en italia les dan un poquito de vino a los chicos mezclado con cocacola, o sprite. ningun exceso pero desde chicos aprenden a tomar y de grandes no hay vicio. aca en USA por ejemplo, los chicos no pueden tomar hasta los 21. llegan a la universisad y se desbandan, muchos se intoxican de tanto alcohol que ingieren en una noche.

Serendipity dijo...

A mi me enseñaron desde pequeña que es el trago y que el cigarro, hay cosas que no las puedes evitar, pero siempre debes enseñarle a tus hijos. La educacion lo es toooodo.

Besos,

Mafa dijo...

Allan: Salud con un merlot o malbec? o merlot malbec? Un besito sobrio

Racu: A lo que iba con el post era si tú realmente fumas porque no te gusta o solo para ser un padre ejemplar?

Imberbe:Si pues a mi tampoco me prohibieron nada y no siento que tenga problemas ni tiemblo sino tomo una copa en bastante tiempo.

Milhoras: Claro a eso iba, nada de doble moral, que la vaca se acuerde cuando fue ternera!!! Saludos


Dragón: De verdad que no has tenido superbombas en Cajamarca? Entonces mi casettera no me está funcionando bien porque recordaba un post en que te pasaste tomando varios días seguidos. No tendrás lagunas por el stress??? Slaudos

Petisita: Yo creo que no esta mal que los padres enseñen a sus hijos a tomar, pero tampoco se trata de que los vuelvan unos expertos,no? Sino que no sepan que no esta bien que pierdan el conocimiento porque si sucede se exponen al peligro. Gracias por devolverme la visita!!

Tía Sere: La comunicación entre padres e hijos es básica. Como dices es tooooooodoooooo. Muchos besos

milanta dijo...

MEME MEME MEME jaja Meme para ti Mafilla, espero lo hagas xD

Jazmin dijo...

Hola!
en casa nunca me prohibieron nada, aunque es verdad que ni mamá ni papá fuman aunque si beben ocacionalmente en reuniones y fiestas, la honestidad y el ejemplo son lo que cuenta y todo a su tiempo no?
Que bonito, un blog de Mafalda! jejeje

Juan J. Espejo Fernández dijo...

Jajjajajaja, ke bakan tu blog, muy independiente del mundo, no de la realidad, sino del todo.
Un abrazo
Juanchiz
Ave Fantasma

Mafa dijo...

Milanta: Tarea cumplida!!!

Jazmin: Una seguidora fiel de Mafalda!!! Que bueno que tus papás hayan sido honestos contigo, mi mamá también fue coherente con sus actos. Gracias por la visita!!!

Juanchiz: Gracias por tu palabras :D Un abrazote

digler dijo...

creo que predicar con el ejemplo no es suficiente, hace falta mucha comunicación

aunque creo que mi primera tranca fue a los 4 o 5 años...

diablos, tan buen ejemplo no soy