lunes, diciembre 20, 2010

Los pollitos dicen pío, pío, pío

Mi abuela es y siempre ha sido una persona de campo. Aunque solo vivió en su querida Cajamarca los primeros veinte años de su vida, el campo se quedó con ella para ser su compañero fiel hasta el final. En las diferentes casas que ha tenido en Lima no faltaba espacio para un corral de gallinas y otro de cuyes, mis tías dicen que hasta un cerdito criaron una vez. Pues aunque nunca vivimos juntas en la misma casa, de pequeña la visitaba a diario. Los animalitos me causaban mucha curiosidad, aunque también me daban un poco de nervios por lo que prefería ir en compañía de mi abuela a visitarlos. Por lo general la hora precisa para verlos era la hora en que ella les daba de comer. Cogía en mis manitas un poco de maíz y lo soltaba cerca de las aves, paso siguiente salía corriendo a mirarlas desde una distancia adecuada. No tuve ningún vínculo afectivo con dichas aves, ni con los cuyes porque me enseñaron a disfrutar de la buena mesa carnívora desde mi más tierna infancia, pero de aquellos días me ha quedado la Teoría del maicito.

Ya que estamos hablando de maíz, vamos directamente al grano. Por lo general cuando nos gusta alguien y no estamos seguros de ser correspondidos necesitamos arrojar el maicito y ver qué pasa. Pues siempre me he considerado arrojadora de maicito, solo algunas veces he recogido el maíz o al menos no me he dado cuenta. Algunas veces he sido sutil y otra vez literalmente he arrojado mi maíz selecto a diestra y siniestra. Digamos que me gusta más cuando la acción que inicié se convierte en una faena recíproca.

Analizando las formas en que hoy en día se echa el maicito, las redes sociales son el principal canal donde la mayoría se relaciona o conoce a sus candidatos en potencia. A todos nos queda claro que Mark Zuckenberg creo el facebook para que los geekies y nerds como él tuvieran citas de verdad. Por lo que puedo observar en el universo/fauna facebookera hay muchos candidatos(as) en potencia que muestran sus fotos al igual que un catálogo de Calvin Klein o Victoria`s Secret. Esa es una forma explícita de echar el maicito “Estoy rebuena(o), añade este cuerpazo a tu lista de contactos”. Tener un facebook y un correo, entre muchas de las opciones de la web 2.0, nos ayuda en la actualidad a echar el maicito y vencer la timidez y/o la escasez de candidatos(as).


Carla, una amiga lesbiana a quien le tengo mucho aprecio y ha salido del armario hace poco, antes de llegar a una disco gay de buenas a primeras, prefirió conocer a otras chicas a través de las redes sociales. Ha conocido muchas sin tener que inscribirse a un master ni siquiera trabajar en atención al público. En este último par de años ha triplicado el número de personas que yo he conocido, desde que estoy por estas tierras españolas (con master, trabajos de verano en una isla y prácticas incluidas). No tardó mucho en conocer a una candidata muy especial, se enamoraron y todo fue amor y felicidad por 9 meses. Hasta que la relación se quebró porque entre otros problemas apareció una tercera persona.


Casi medio año, Carla ha recibido un mensaje de texto de su ex, donde le dice que ha sido la mejor persona con la que ha estado, que gracias por todo el amor recibido y feliz navidad. Le he dicho a Carla que claramente su ex está “tirando el maicito” y depende de ella si recogerlo o no.


Tengo otra amiga que me dice “Tú echa el maicito y después vemos qué pasa”, quiere decir que de tiempo en tiempo tenga algunos detalles o cierta comunicación con el candidato en potencia, que aunque ahora no se vea tan interesado quién sabe en el futuro. Es divertido esto echar el maicito porque siempre estás a la expectativa de qué puede pasar, pero claro yo le he puesto este nombre a esta teoría que debe tener por lo menos un centenar, ya que es una practica tan antigua como el mundo.



Mi mensaje a quienes como yo arrojan y recogen el maicito “Deseo que hayan muchos tamales, pepianes, pop corn, nachos, arepas y otros platillos por saborear en este nuevo año 2011, Feliz Navidad a mis compañeros maiceros.”



3 comentarios:

diseño-edgar dijo...

hola mafa.
yo intente hacer esa teoria o tecnica, y crei que estaba resultando, pero me equivoque e incluso ahora se que la chica a la que yo intentaba arrojar el maicito esta con pareja, y nunca me di cuenta es que ni hablablamos de eso, ahora lo unico que deseo o nesecito es decirle creo, no se como ni donde, pero no quiero cargar con este sentimiento tan profundo, no se que me aconsejas tu, la verdad no pienso pedirle nada solo nesecito confesarle, esto que quiero hacer crees que deba hacerlo!...
no se ni por que te pido ayuda, quiza me agrades sin conocerte, espero no incomodarte o molestarte con esto, pero a veces es bueno escuchar la opinion de otras personas aunque no las conoscas, gracias!!
suerte y bye

Ge. dijo...

uyuyui hay muchas formas de echar y recoger el maicito!! habr q pasa!!.
saludos!!

JERR dijo...

Arrojar maicito jajaja
muy buena teoria
te sigo ;)