miércoles, setiembre 05, 2007

Al maestro con mucho cariño y algo más

Hoy me levanté temprano y para no romper mi promesa de boyscout me fui directamente al gimnasio. Después de una clase matadora de spinning, decidí esperar a que empezara la clase de baile y como quien mata el tiempo (y de paso las calorías) me subí a la faja caminadora. En la tele estaban dando "Dawson`s Creek" y en la primera escena estaba Joey Potter con su profesor de literatura de la universidad de Boston. "¡Que monse Joey! ¿Cómo no se quedó con este churro? Tantas temporadas perdiendo el tiempo entre Dawson y Pacey" pensé.

Los profesores de literatura tienen ese algo especial que a varias mujeres nos atrae. No sé si es porque son sensibles y saben de buenos libros o por ese aire bohemio que sólo tienen los que decidieron estudiar algo solo por amor al arte. Ese algo que los hace muy interesantes y si este tipo de profesor se dedica también a escribir, pues quedamos con la boca abierta cada vez que nos cruzamos con uno, sobretodo cuando somos alumnas.

La primera vez que lo noté estaba en sexto grado de primaria y mi prima en segundo de secundaria. El profesor nuevo de literatura tenía con las justas 23 años y causó furor entre las alumnas. A mi salón también llegó aunque por esa época no me impactó tanto, pero de que tenía jale, lo tenía. Para empezar tenía un estilo peculiar al vestir, usaba camisas con hombreras y de colores extravagantes, pantalones duck head y mocasines acharolados (ahora que lo pienso era un metrosexual de los 90') agradable con todos y sus clases eran divertidas porque eran poco convencionales . Las chicas de secundaria andaban bien templadas, pero creo que un par de años después ya no causó el mismo efecto.

Luego cuando estaba en la academia tenía un profesor que sabía de antemano que causaba impacto entre las alumnas y de verdad que jugaba bien sus cartas: era coqueto, recontra coqueto pero pura boca nomás. Me contaron que cuando se casó algunas chicas fueron vestidas de negro en señal de luto ¡plop! A mi sí me gustaba, aunque ahora con las hormonas menos revueltas recuerdo que tenía una pinta similar a los chicos del grupo "Los Fantasmas del Caribe" camisas con hombreras y de colores extravagantes, pantalones ( no me acuerdo de la marca pero sí de semejante totorete), mocasines acharolados y encima usaba brackets. La verdad no sé que le veía pero allí estaba yo con el babero puesto.

La primera vez que postulé a la universidad no ingresé pero no me importó, yo estaba tranquila y sólo trataba de no encontrarme con un ex en medio de un mar de gente angustiada por ver sus resultados. A lo lejos vi a mi profesor, estaba en shorts (el muy puto) y apenas cruzamos miradas mi rostro cambio: la desolación y la desesperanza tomaron partido, él muy comprensivo y solidario vino a darme un abrazo cálido ( Salí con mi gusto gracias a mi genial improvisación jajajaja)

El último profesor de literatura que tuve fue en mi tercer ciclo de estudios generales letras. Este señor que se apellida igual al actor que intérpreta a Anibal Lecter, estaba entrando a sus cincuentas pero también tenía su jale (estaba fuerte el tío y para nada parecía un Fantasma del Caribe). El salón siempre estaba repleto, sin exagerar éramos como 90 alumnos. El hombre era super capo, interesante y con una voz de locutor: lindo, demasiado lindo.

En las primeras clases me sentaba con algunos amigos, pero con el paso de los días decidí cambiar de lugar y estratégicamente me senté en primera fila. Adoraba sus clases, siempre estaba dispuesta a participar y a hacerle preguntas al final de la hora. Para nada me quedaba sola porque competencia había: un par de chicas nada amigables con las que me disputaba su atención.

El primer apellido que se aprendió fue el mío y siempre preguntaba por mi opinión. Mis amigos siempre me molestaban pero yo andaba feliz y super emocionada los días que me tocaba literatura. Disfruté mucho aquellas clases pero ese amor platónico se quedó en los salones de generales letras. No quería malograr mi ilusión, además no hubiese sabido como ni cuando mover mis fichas, así que allí quedó como un recuerdo dulce. Por lo menos la bitch de Joey Potter si se chapó a su profesor : (

22 comentarios:

Jen dijo...

los profesores son hot, re hot

Petisita dijo...

A ver que yo recuerde jamas me interesé por un profesor de colegio, pero entiendo lo que dices con lo de los profesores de Literatura. Yo lo veia en los estudiantes de literatura asi tan bohemios e intelectuales. Con un profesor de arte si me ha pasado, que al comienzo creia que era un alumno y se me paraba el corazón al verlo ya despues igual me encantaba escucharlo y aunque ya no me atrae para nada, como artista le sigo teniendo una admiracion grande.

Imberbe_Muchacho dijo...

oe si, esa Joey, que cuando se reia se le agrandaba la boca solo por un lado, era tremenda calentahuesos...los que han visto la serie sabran que si

Gabriel dijo...

pues creo que nunca me llamo la atencion ni me gustaron las profes.. pero no me atrae ese tipo de relacion

El perro andaluz dijo...

Hmmm, ya sé como pasaste la universidad, jajaja.
Un besito.

Marea dijo...

Los profes impactan, me lo vas a decir mi primer beso fue con mi profe de inglés, uy!.

Dragón del 96 dijo...

Mis profesoras no eran como para enamorarse... definitivamente. Y los profes de literatura que he tenido siempre me han pagado mal, primero en el cole, que un profe me rompio mi cuaderno y en secundaria la profe se asusto de mi primer relato solo por que mataba a mis compañeros de colegio. Y en la universidad, la centenaria profesora me jalo en el examen y me hizo roche delante de todos... asi que no todos somos felices con ellos.

Slaudos.

schatz67 dijo...

Yo he andado templado de 2 ó 3 profesoras aunque ninguna de literatura.Mi ultimo profesor de esta materia fue Rafo León hace más de 25 años,como te imaginarás las chicas de la clase dejaban su calzón en la entrada de la clase y se pasaban la clase babeando orgasmicamente por el buen Rafo que hacia caso omiso a las miradas extraviadas que le echaban.

Los profesores de literatura tienen -además del buen floro- la virtud de poder expresar todo lo que una chica puede querer llegar a escuchar de labios de un hombre.No sé de algun otro profesor exitoso en aulas colegiales o universitarias asi que ya sé cual será mi vocación definida en mi próxima vida terrenal.

Un abrazo

Schatz

RacuRock dijo...

digame maestro... maestro
bueno nunca me plante de una profe.. pero habian unas que tneian buenas piernesitas.. pero la historia termino ahi porque soy monse jejejeje

Cys dijo...

yo también llevé con él, pero no me caía mucho

Serch dijo...

Wena tu anecdota mafer....
yo nunca tuve uno...buuuu
osea no profesor de literatura sino platónico con alguna profesora pes...
jejejeje
anyway
cuidate, saludos...
:D

Jazmin dijo...

jejejejejej amores platónicos literarios. Te quedo genial el post, a mi que yo recuerde nunca me ha puesto un profe... alto! miento, ese de ingles en la escuela de idiomas de la católica estaba rebuenooo, ay Mafa las cosas que me haces recordar jijijij
besos!

Chien dijo...

A mi me gustaba mi maestra de 3er grado... era lo máximo, la veia super inteligente... jeje
Saludos
buen post

monich dijo...

Hmmm.. A mi no me tocaron profes churros en el colegio :( Sin embargo mi profe de Arte fue super inspirador y muy pata: Tenía sólo 25 años. Recuerdo también que cuando recién ingresé a ese cole, en primero de secundaria había un cura que era profe de religión de otras aulas, un pata que no podía caminar tranquilo todos los recreos, pues era acosado por alumnas hasta de la primaria. Tendría sus 30 y un poquito más, unos ojos pardos grandotes, un par cachetes rosados y una bondad desmedida que derretía a decenas de chiquillas. Me mataba de risa observando como algunas llegaban a manosearlo (si, literalmente)aprovechando el tumulto que se formaba por una decena de admiradoras que rodeaban al sujeto y lo llenaban de abrazos y besos... Qué libidinosas las muchachas!!. Sucedió en un colegio de monjas.

El_Gato dijo...

Pucha...yo pense que te gustaba Elejalde...jajajaja!!! un gusto enorme poder leerte.
Un besote

Mafa dijo...

Jen: Tú lo haz dicho!!!!

Petisita: Por lo general cuando nos gusta alguien es porque nos causa admiración algo de él.

Imberbe: Igual que Silvestre Stallone jajaja

Gabriel: Creo que uno no busca, solo sucede pero no vería bien una relación entre una chica de secundaria y un profe de 40, para nada.

Allan: Dale el chistorete, dale. Un besito

Marea: Asuuuuuuuuuuuuu que locazo!!!

Dragón: Que piñata! Slaudos

Schatz:Que mate de risa... me imagino las mujeres alrededor de un Rafo León Junior..... Veremos que pasa en tu próxima vida terrenal :D Un abrazo

Racurock: Lo que pasó es que eras tímido e inexperto.

Cys: A mi si me robó suspiros como cancha.Bienvenida a mi blog!!!

Serch: Oh!! que pena bueno si te metes a estudiar un idioma o de repente en la maestria??? Saludos

Jazmin: Ampay!!!!jajaja.Un abrazote

Chien: Solo super inteligente?? Seguro que también era bonita :D Saludos

Gato: Noooooo Elejalde nooooooo!!! Jajajajaja Gracias por la visita. Un beso

Marea dijo...

saludos!

Milhoras dijo...

Bueno yo estoy pegandola de Indiana Jones aventurandome en las aulas universitarias, pero es impensable pegarla de coqueto, por que cualquier gesto mal interpretado puede mandarte a la cana, sin pasar por GO ni cobrar 200

:P

Serch dijo...

Pa asegurarme toy estudiando dos idiomas!!!
jejeje
pero...
naca la pirinaca mi estimada, soy negado para eso!!!
jajajajajajaja

Sayuri dijo...

Qué bueno tu post Mafa,me encantó leerlo,me hizo recordar viejos tiempos =D
Besitos!!

El Aless dijo...

Jejeje, buen post. cuando estuve en secundaria, en 2do para ser mas exactos, tenia una profe de literatura que recitaba Jorge Manrique y sus famosas Coplas a la muerte de mi padre" y yo era todo un admirador de su clase. y en el recreo y muchas veces a la hora de salida pasabamos buen rato conversando en el paredero mientras esperaba su combi.

Creo que tuve la suerte o que se yo de ser uno de los pocos que gustaban de las letras en todo el cole ademas ella tambien era melomana y gustaba de las canciones de Sabina y Silvio Rodriguez, asi mucho de lo que soy y de mis maneras de pensar y escribir se los debo a ella y tambien mi gusto por la Trova,

Gracias miss Violeta, estes donde estes.

Your_Little_Cupcake dijo...

Yo si tuve un lindo enredon con un profe de la Universidad, en tercer anno de humanidades (Filosofia) pero no era de Literatura sino de Filosofia de la ciencia, el maldito se sabia bonito y era obvia a todo el planeta la mutua atraccion. El romance florecio cuando ya no era mi profe. Por un largo tiempo fui su punto, y yo muy ingenua me crei q pasaria a mas. Bueno en aquel entonces me hizo llorar al mismo tiempo q gemir se gozo, pero ahora es una mas de mis historias por contar, no la mas celebre por cierto, pero tiene su lugarcito en las memorias.

BTW, el de literaura era un nerdzaso, atorrante y encima se juraba el papi riki!! me lo encontre hace poco convertido en un pseudo yuppi, mas atorrante y mas nerd q antes, encima torpe como empresario (si, ha puesto una empresa).

En el cole habia uno q era de ingles, chato, huaton, pelo terco, atorrantisimo, no se como pero se levanto a muchas chiquillas, no se q le veian a ese chancay de 3 (no llega a 15), pero increiblemente y en la cara de las monjas el pata bien lanza con las chicocas, alucino q tendrian su arreglito con las monjas, o q seria.

Nunca faltan los profes aprovechaos q tratan de sacar partido entre sus alumnas.

Besos

YLC