miércoles, abril 18, 2007

Descansa en paz Daniel Pérez Cueva

En la mañana me enteré por el periódico que un peruano había muerto en la masacre de la Universidad de Virginia Tech. Se llamaba Daniel Pérez Cueva, tenía 21 años e iba a terminar su carrera de Relaciones Internacionales el próximo año. El lunes, cuando supe lo que había ocurrido en Virginia me quedé muy impactada, pensando en que algo así le podía pasar a cualquiera, y sobretodo me acordé de mis amigos que se encuentran en las tierras del tío Sam.

Una gran pérdida realmente, incluyendo al estudiante surcoreano, Cho Seung-Hui. Nadie pudo hacer nada para recuperarlo y él decidió acabar su vida y la de otros de una forma tan trágica.

No puedo creer que después de que se inició la primera balacera en los dormitorios, la universidad no tomara las medidas de seguridad necesarias. Ho tuvo dos horas para recorrer gran parte del campus y cometer su fatídico crimen a sus anchas. La prensa dice que la semana pasada la misma universidad recibió amenazas de bomba en dos ocasiones.¿Es que no se tenía prevista una situación así?

Con el tiempo espero que los padres de Daniel Pérez Cueva encuentren fortaleza y resignación, y que los alumnos de la U. de Virginia puedan superar este traumático episodio.

Más información

9 comentarios:

RacuRock dijo...

eso no es todo .. entre las dos horas se fue al correo a postear un video que explica su acto.. asu.. aqui lo pasaron y se vio la cara del asesino minutos despues de haber matado.. me dio tristeza por el y tamben colera por matar a inocentes.. pero bueno.. asi es la vida.. y la muerte..

El Gran RacuRock

Mafa dijo...

Si pues, el tipo estaba muy traumatizado, demasiado enfermo. Me gustaría pensar que el hombre un día dejará de matar a su semejante.

milanta dijo...

que lamentable, pero acá no resonaría esta noticia si no fuera por el compatriota asesinado (que se fue del país para buscar un mejor futuro de hecho)...

Swerch dijo...

Una gran pena en verdad, todo menos esperar una muerte cruenta... creo que ni el mismísimo asesino pensaba hacer lo que hizo... ¿Quién tendrá la última palabra?

Por cierto, te recomiendo que visites un blog en el cual yo hago algunos aportes, es Traductósphera, en http://traductosphera.blogspot.com

El perro andaluz dijo...

Hola Mafa:
Es increible que pasen estas cosas con una frecuencia aterradora y sobre todo en EE.UU. Algo pasa en ese país y esperemos que aquí no suceda. Estuve un poco ocupado y le estuve dedicando poco tiempo a mis visitas blogueras pero no me olvido de ti. Voy a ponerme al día con los post que no leí.Más bien gracias a ti por visitarme siempre.
Un beso.

Mafa dijo...

Milanta: La noticia a mi me ha dejado muy impactada, sobretodo porque durante varios años he trabajado con niños y adolescentes de diferentes realidades sociales. ¿En qué momento una persona pierde la noción de la realidad? ¿Son los más jóvenes propensos a ser violentados y por esa razón cometen actos violentos como ruta de escape?

Swerch: ¿Quién puede controlar que la violencia que existe en el mundo? Tengo muchas interrogantes que dan vuelta en mi cabeza.

Por supuesto visitaré el blog recomendado.

Allan: Yo espero que ya no sucedan cosas así ni en las escuelas de EE.UU, ni en ninguna parte del mundo. Suena ingenuo, pero es una esperanza que no puedo abandonar.

Por cierto, es gusto tenerte de nuevo por mi barrio. Un beso.

Sayuri dijo...

A mi también me partió el corazón enterarme de este horrible episodio,me pregunto al igual que tu amigo,el perro andaluz,¿por qué será que en EE UU se repite una y otra vez la misma historia?¿cómo así hay tanta gente que no encuentra manera de pedir ayuda o atención,más que matando a otros?es muy triste la verdad...

Serendipity dijo...

Quien sabe lo pasaria por la cabeza de ese chico al momento de cometer eso???

Sólo sé que el momento que estan pasando los papás de Daniel es sumamente traumatico, no es normal ni natural perder a un hijo. Hay que rezar mucho para que Dios les de la fortaleza y el consuelo que necesitan

Mafa dijo...

Sayu: La gente tiene que pedir y dar ayuda cuando es necesario.

Sere: Va a ser muy difícil pero esperemos q Dios los ayude mucho.